Perú es un país que representa apenas 1.4% del mercado de compras Online en Latam, principalmente por 2 rubros: Retail y Turismo, que han logrado entender mejor como aprovechar el poder de Internet para los negocios.

La gran oportunidad es que tenemos un potencial de crecimiento exponencial, donde los consumidores peruanos son más sofisticados en sus necesidades y cuentan con mayor conectividad móvil gracias al ingreso de los nuevos operadores de telecomunicación.

Con un crecimiento de 144% en el volumen de compras Online, con 4.1MM de transacciones vía tarjeta de crédito,  las compañías y marcas involucradas en este intercambio de oferta y demanda digital, se esfuerzan día a día por capturar las preferencias de los usuarios y generar interactividad en las transacciones. Por ello, la Cámara Peruana de Comercio Electrónico – CAPECE, brinda cinco tendencias de la industria del e-commerce para el 2016:

Sin título

1. Las compras serán vía multidispositivos:

La mitad de las transacciones de comercio electrónico atraviesan diferentes  dispositivos hasta su concreción. Este usuario que navega desde varios equipos es, además, un 20% más propenso a concretar la compra que el usuario promedio. En función de esta tendencia, que se incrementará en 2016, los comercios y retailers tendrán que redefinir la experiencia de compra online para que resulte satisfactoria a través de los múltiples dispositivos (móviles o desktop) por los que se desarrolla el proceso de compra.

2. El reinado de las compras móviles:

A medida que el tamaño de las pantallas de los smartphones aumenta, los consumidores se sienten más a gusto comprando desde este tipo de dispositivo. Por ejemplo, en los países de América Latina la penetración de smartphones y tablets sigue aumentando, sin embargo, estas últimas lo hacen a un ritmo mucho menor. En función de este escenario, los retailers deberán dar prioridad a su estrategia en apps móviles y optimizar la experiencia de compra en estos equipos.

3. Consumidores Online dentro de las tiendas físicas:

Antes de visitar una tienda, los consumidores realizarán búsquedas online, conducta que los negocios deben tener en cuenta. Se debe tener en cuenta que 8 de cada 10 compradores utilizan su smartphone mientras están dentro de la tienda física (para comparar precios, leer comentarios, etc.) y se apoyan en él para su decisión de compra.

Las marcas deben ser capaces de identificar a estos clientes y saber qué información contribuirá a ofrecer un mejor servicio. En 2016 muchos comercios conseguirán cerrar este círculo físico/virtual, a través de la conexión con sus compradores digitales, vía apps móviles y el uso de tecnologías que hacen coincidir el email, ID encriptado, o un programa de fidelización, con el usuario en el punto de venta.

[Lea también: Nuevos lineamientos para impulsar el E-commerce en el Perú]

4. Foco en el usuario con anuncios más relevantes y no intrusivos:

Las organizaciones B2C necesitan reestructurar sus equipos de marketing para comprender plenamente la intención del consumidor y mirar más allá de su entorno. De ahí que el marketing personalizado y los formatos no intrusivos llevarán a los anunciantes a obtener mejores resultados en sus campañas de 2016.

Según un estudio de Adblock Plus, el 75% de usuarios a nivel global se mostrarían dispuestos a recibir publicidad si no fuera molesta. Un cambio que para los marketeros implica más libertad para innovar y ofrecer nuevos formatos. Una realidad a la que también va a contribuir el uso de programas para bloquear este tipo de publicidad (AdBlockers), lo que acelerará el paso hacia formatos de anuncios no intrusivos.

5. Servicios de entrega inmediata y GRATIS para sumar ventaja competitiva:

Los comercios y retailers tendrán como objetivo ofrecer opciones de entrega de productos casi al instante (en las siguientes 1 o 2 horas), para competir con servicios de este tipo que se extienden cada vez más. Aquellos que lo logren desde el punto de vista logístico, obtendrán una clara ventaja competitiva. Esto llevará, además, a muchos anunciantes a tener que adaptarse al tipo de publicidad personalizada y al momento. Considerando además el canal Online reduce costos operativos, deberíamos trasladar este beneficio al consumidor ofreciendo ofertas interesantes y delivery gratis a fin de incentivar la compra por Internet.

¿Te gustaría aprender más sobre E-commerce para emprender tu propio negocio por Internet? Anímate y especialízate con el Programa de Alta Especialización en Comercio Electrónico y Marketing Digital que ofrece la Universidad del Internet y la Universidad San Martín de Porres.